Diferencias clave entre avalista, garante y fiador: ¿Cuál es el mejor respaldo para tu préstamo?

diferencias clave entre avalista garante y fiador cual es el mejor respaldo para tu prestamo
Índice
  1. Primera entidad: Avalista
  2. Segunda entidad: Fiador
  3. 8 Diferencias entre las dos entidades
  4. Conclusiones finales

Cuando se trata de obtener un préstamo, es común que surjan dudas sobre las garantías necesarias para respaldar dicho préstamo. Dos términos que suelen generar confusión son avalista y fiador. Aunque a primera vista pueden parecer lo mismo, existen diferencias clave entre estos términos, así como también el término garante. En este artículo, exploraremos las diferencias entre avalista, garante y fiador, y determinaremos cuál de ellos podría ser el mejor respaldo para tu préstamo.

Primera entidad: Avalista

El avalista es una persona que se compromete a respaldar un préstamo o contrato financiero en caso de que el deudor no pueda cumplir con sus obligaciones. El avalista asume la responsabilidad de pagar la deuda en caso de que el deudor principal no la cumpla. Al ser un avalista, es importante tener en cuenta que se está asumiendo una gran responsabilidad financiera, ya que en caso de incumplimiento del deudor, se deberá hacer frente a la deuda.

Una de las principales diferencias entre un avalista y un fiador es que el avalista suele estar relacionado de manera más estrecha con el deudor, como un familiar cercano o un amigo íntimo. Además, el avalista generalmente firma un contrato de aval con la institución financiera o prestamista, lo que lo vincula directamente con la deuda y lo hace responsable ante el prestamista.

Segunda entidad: Fiador

El fiador, por otro lado, también se compromete a respaldar un préstamo o contrato financiero en caso de incumplimiento del deudor. Sin embargo, a diferencia del avalista, el fiador no tiene un vínculo necesario con el deudor, y puede ser una persona o entidad desconectada emocionalmente del deudor. El fiador generalmente firma un contrato de fianza con el prestamista, lo que lo vincula indirectamente con la deuda.

Vea también  Conoce las diferencias entre base imponible y base liquidable: Guía completa

Es importante mencionar que tanto el avalista como el fiador pueden ser requeridos por las instituciones financieras como una garantía adicional para aprobar un préstamo. Esto se debe a que el avalista o fiador brinda una mayor seguridad a la entidad prestamista, ya que en caso de incumplimiento del deudor, pueden recurrir al avalista o fiador para cubrir la deuda.

8 Diferencias entre las dos entidades

  1. Relación con el deudor: Mientras que el avalista suele tener un vínculo estrecho con el deudor, como un familiar o amigo, el fiador puede ser una persona o entidad desconectada emocionalmente del deudor.
  2. Responsabilidad legal: El avalista asume la responsabilidad directa de la deuda en caso de incumplimiento del deudor, mientras que el fiador asume una responsabilidad indirecta.
  3. Contrato: El avalista firma un contrato de aval con la institución financiera o prestamista, mientras que el fiador firma un contrato de fianza.
  4. Vínculo con la institución financiera: El avalista está directamente vinculado a la institución financiera y es responsable ante ella, mientras que el fiador está indirectamente vinculado.
  5. Selección: El avalista es generalmente seleccionado por el deudor, mientras que el fiador puede ser seleccionado por la institución financiera.
  6. Requisitos: Las instituciones financieras suelen tener requisitos más estrictos para los avalistas, ya que su relación con el deudor es más cercana que la del fiador.
  7. Limitaciones: El avalista puede tener limitaciones en cuanto a la cantidad de préstamos que puede respaldar, mientras que el fiador puede respaldar múltiples préstamos a la vez.
  8. Recuperación de la deuda: En caso de incumplimiento del deudor, la institución financiera puede recurrir directamente al avalista para recuperar la deuda, mientras que en el caso del fiador, la institución debe realizar ciertos procedimientos legales antes de poder recurrir a él.
Vea también  Diferencias clave entre Bitcoin y Litecoin: ¿Cuál es la mejor opción para invertir en criptomonedas?

Conclusiones finales

En resumen, tanto el avalista como el fiador son formas de respaldo utilizadas para garantizar el cumplimiento de un préstamo o contrato financiero. Sin embargo, existen diferencias clave entre ellos, como la relación con el deudor, la responsabilidad legal, el contrato firmado y el vínculo con la institución financiera.

A la hora de elegir entre un avalista y un fiador, es importante tener en cuenta la situación y las necesidades individuales. Si se busca una opción más personal y con un mayor vínculo emocional, el avalista puede ser la mejor opción. Por otro lado, si se busca una opción más neutral y desvinculada del deudor, el fiador podría ser más adecuado.

En última instancia, la decisión dependerá de la situación financiera individual y de las preferencias personales. Sea cual sea la opción elegida, es crucial comprender las responsabilidades y obligaciones asociadas antes de comprometerse como avalista o fiador.

¿Que te han parecido estas diferencias?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Jordi.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Subir